14/05/2020

Conducta higiénica

Enseñar a un perro a hacer pipi fuera de casa - TomVets veterinario a domicilio

Introducción

Enseñar a nuestro perro una buena conducta higiénica es imprescindible para que pueda convivir con nosotros en un entorno doméstico. Te contamos las claves para conseguir que haga sus necesidades en el lugar adecuado.

Establecer una rutina

Si sigues una rutina constante para la comida y los paseos, tu cachorro se adaptará más rápidamente a tus ritmos diarios:

  • No le dejes la comida en el plato todo el día, mejor déjasela durante 15 minutos para que se la acabe. Retira su plato cuando ha acabado. Déjale siempre disponible un bol con agua.
  • Controlando cuando tu perro come y bebe, puedes predecir mas fácilmente cuando tendrá necesidad de orinar o defecar.
  • Los cachorros necesitan hacer sus necesidades generalmente:

•cuando se despiertan por la mañana;

• después o durante una sesión de juego

•después de una siesta;

• justo después de beber;

• justo antes o después de comer;

• después de morder un hueso o un juguete;

      • si no ha salido fuera desde hace más de 1-2 horas.

• Recuerda, los cachorros están todavía desarrollando el control sobre

su vejiga, así que se paciente y déjale tiempo para aprender y conseguir

físicamente el control sobre su vejiga.

• Si acabas de adoptar un perro adulto la mejor táctica es considerarle

como un cachorro de 8 semanas y empezar desde cero.

PREMIAR SI ACIERTA

  • Prémiale siempre con elogios o comida, cuando hace sus necesidades en el lugar adecuado, haciéndole así entender que ha hecho la cosa correcta.
  • NUNCA golpees ni chilles a tu perro por haberse equivocado haciendo sus necesidades en el lugar inadecuado, ni le refriegues el morro en su pipí. Castigarle es contraproducente ya que le enseñas que orinar o defecar en tu presencia es peligroso pero no le enseña a no hacerlo en casa.
  • Si tu cachorro hace sus necesidades en casa, es probable haya sido incapaz de aguantar durante tanto tiempo o no estaba controlado adecuadamente. Los perros no hacen sus necesidades en casa porque están ”enfadados” contigo o por “venganza”.

• Si tu perro orina encima de tu sofá o alfombra la única cosa que le ha pasado por la cabeza al momento es:”Hey! necesito mear!”

• Si tu perro está meando mientras lo estas mirando intenta distraerle y llévatelo corriendo

hacia fuera. En cuanto acabe, felicítale y prémiale abundantemente.

• Prémiale en cuanto acabe de mear y no cuando haya vuelto a casa. De esta manera, es

probable que piense que le premias por haber vuelto en casa contigo, que es algo bueno pero no si estas trabajando la conducta higiénica!

  • Si quieres que haga sus necesidades en una área determinada del jardín llévalo con correa a la área elegida y espera a que haga sus cosas.

QUITAR LOS OLORES

  • Cuando tu perro hace sus necesidades en casa es importante limpiar adecuadamente sino tu perro volverá a hacerlo en el mismo sitio.
  • Utilizar productos típicos para la limpieza de casa no suele funcionar y utilizar productos con lejía en realidad estimula a tu perro a volver al sitio ya que el residuo del producto se parece mucho a la orina.
  • Es mejor utilizar productos específicos (con enzimas) que puedes encontrar en tiendas para mascotas.

OTROS CONSEJOS

  • Intenta evitar el uso de los periódicos: el perro sigue aprendiendo que es normal hacer sus necesidades en casa y tardará mas en aprender que es mejor hacerlo fuera.
  • No esperes que un cachorro tenga una conducta higiénica correcta antes de los 6 meses o más. Los cachorros tienen un control muy limitado de su vejiga antes de esta edad.
  • Si sacas fuera a tu perro pensando que necesita hacer sus necesidades pero no lo hace, vuelve a casa y espera 10-15 minutos controlando estrictamente al perro (con correa si necesario) y sal otra vez afuera.
  • Intenta siempre llevar a tu perro atado para que orine. Espera pacientemente hasta que orine y luego suéltalo para que juegue. Si le dejas libre para orinar y en cuanto lo hace vuelves a casa es posible que aprenda que el momento de juego acaba cuando orina. Primero se orina y luego se juega!

• Si no posees un patio y tienes que pasear a tu perro por la calle, sácale fuera y espera

tranquilamente que el perro haga sus necesidades antes de reanudar el paseo. Lo que quieres es que entienda que su paseo es un premio por haber hecho sus necesidades.

• Otro método muy útil consiste en utilizar un periódico enrollado preparado por el uso. Cada vez que tu perro defeca o orina en casa, cógelo y golpéate en la cabeza con ello mientras repites, “Olvidé controlar a mi perro! Olvidé controlar a mi perro!”.

• Acuérdate de que los accidentes de conducta higiénica en casa son culpa tuya, no de tu perro!